Mi diario

Discussion in 'Español' started by jackhausman, Jun 7, 2021.

  1. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Hola a todos:

    Creo este post con la idea de utilizarlo como diario de mi día a día en este procesión de sanación.

    Dicho lo cual, escribiré sin tapujos e intentando no esconder nada, así que si estás leyendo estoy y crees que leer sobre las experiencias con PMO y S de otros te puede llevar a la recaída, lo mejor es que lo dejes en este preciso momento. Salvo opinión en contra de algún moderador, este post va a contar cosas de manera explícita. ¿Por qué? Porque quien esto escribe necesita confesarlas y desahogarse.

    Si por el contrario, te ocurre como a mí mismo, y conocer las experiencias de los demás, por duras que sean, te ayudan a mejorar, eres bienvenido para comentar lo que gustes.

    Muchas gracias.

    Un abrazo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  2. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Día 1.

    Voy a abrirme un poco.

    Creo tener bien localizado mi problema. Sé exactamente cuál es, y sé qué es lo que hago para caer una y otra vez. A veces me pregunto qué pasaría si mi problema con el sexo fuera otro y no el que es. ¿Buscaría una alternativa y seguiría siendo un adicto, o sería una persona sobria sin problemas con el sexo? No tengo respuesta.

    Hago un examen de mí mismo y siguiendo un esquema que he visto por ahí, establezco tres niveles, tres círculos (insisto, este método no es mío). En el primer círculo, que será del que hablaré hoy, incluyo las actividades que deseo dejar de realizar. Son las que considero que no debo realizar para llevar una vida sexual sana; son las acciones que me llevan a desear una nueva vida, una vida mejor. Y lo que voy a escribir a continuación es una confesión que nunca he hecho, y aunque no voy a ser morboso ni excesivamente gráfico, si voy a contar lo suficiente como para poner encima de la mesa el problema. Como decía en mi primera entrada, si alguien es muy sensible a este tipo de contenidos, que deje de leer en este momento.

    Nivel interior:

    En mi caso, en este nivel incluyo las actividades que no quiero repetir, las que hacen que me considere un adicto, un enfermo. La más importante es el uso de chats o app de contactos. No quiero volver a utilizar app con Kik o Skype para chatear con mis contactos. El uso de esas aplicaciones es totalmente nocivo para mí. Fruto de su uso, no solo me escribo con otras personas, mujeres por lo general: también hago llamadas online, fotos, vídeos... situaciones que me ponen en riesgo, ya que cedo parte de mi intimidad. Estas situaciones vienen provocadas por una parafalia que es la condiciona toda mi actuación: me atraen los comportamientos que tienen que ver con la dominación. En concreto, me gusta contactar con mujeres dominantes. Soy un hombre al que gusta en este contexto de ser sometido y obedecer a este tipo de mujeres. Conozco a algunas que disfrutan haciéndolo, y yo disfruto obedeciendo. Y a través de vídeos y fotos, he accedido a realizar sus deseos, que también eran los míos. Dentro de estos deseos o de estas actividades se han incluido escenas de lo más degradante, pero que en ese momento me parecen excitantes. Escribo estoy ahora mismo me repugnan, pero sé que si estoy haciéndolas no pienso eso: pienso que estoy feliz y que desearía que así fuera siempre mi vida. Desde grabarme desnudo, en las posturas que me ordenan, comportarme como si fuera una mascota, con lo que ello implica, utilizar objetos para introducirlos en mi ano... En estos contactos al principio se limitaban a escribir sobre estas fantasías con esas mujeres, y masturbarnos con lo escrito/leído; con el tiempo no fue bastante, y pasé a las fotos; de ahí a los vídeos solo había un paso. Y ese es el punto en el que estoy ahora mismo, por suerte no he llegado a realizar ningún contacto real.

    Estoy casado y tengo hijos. Obviamente, nadie sabe esto. Realizo estas actividades cuando me encuentro solo, pero he llegado a realizarlas en mi oficina, en mi despacho, cuando había compañeros por allí. Nadie me ha visto nunca. He cerrado la puerta del despacho, excusándome con que tenía una llamada privada, o me he metido en el aseo. Cuando me he quedado solo en la oficina sí he realizado todo esto, con el riesgo de ser pillado. Por suerte, nunca ha ocurrido, pero luego, cuando ya estoy sereno, lo pienso y me arrepiento mucho. Me estoy jugando mi vida familiar y laboral; mi reputación y mi intimidad.

    Para llegar a este punto, primero abusé de la pornografía. Su uso ha ido escalando: pasé de una pornografía más común a una con contenido bdsm o sadomasoquista. Era como si no tuviera bastante, como si necesitara cada tanto nuevas experiencias, algo más duro. He leído al respecto y creo que es lo normal, que el cerebro necesita incrementar su dosis. Pasé de poco tiempo de uso a horas. Horas por cierto en las que solo me masturbaba una vez: lo importante no era la masturbación, sino disfrutar con el contenido. Cuando el uso de de esta pornografía más extrema no fue bastante, pasé a los chats, y de ahí a lo ya comentado.

    No considero que masturbarse sea una actividad perniciosa si se practica con moderación y con los contenidos adecuados.

    Por lo tanto, en este primer nivel de actividades que no quiero en mi vida, lo que en SAA llaman "actuación", incluyo el uso de chats y app de contactos, la pornografía en general, y la masturbación con fantasías bdsm o de dominación. Ese es mi círculo interior y las rutinas que no quiero volver a realizar, con la ayuda de Dios y de quién me la pueda prestar.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  3. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Nivel medio:

    En este nivel habría que incluir todas esas actividades que sin ser nocivas o necesariamente malas, sí que conllevan una vía de acceso al nivel interior. Antes de la recaída, lo normal es que haga alguna de estas acciones. Son como la introducción, la puerta. Intentaré listar las que pueda:

    - Beber alcohol cuando estoy solo. Si me tomo una copa de vino en soledad, y con tiempo, me relajo y me apetece PMO.
    - Masturbarme: es una acción que no considero mala de per se. Incluso creo que es saludable si se practica con moderación, incluso necesaria. No estoy de acuerdo con quien sostiene que la masturbación no es algo natural. Pero también es verdad que aunque lo practique de forma esporádica, muchas de mis recaídas empiezan así: decido masturbarme porque me apetece, y cuando comienzo, fantaseo, y si esas fantasías circulan por el mundo de la dominación, es fácil que acabe poniendo P de esa temática, y cuando empiezo, enseguida acabo accediendo a algún chat. Esto me ha pasado muchas veces. Por lo tanto, la masturbación es un riesgo que he de controlar mucho, y solo practicarla en momentos puntuales y muy concienciado de la puerta que puede abrir.
    - El exceso de trabajo: y sobre todo, el exceso de trabajo que me lleva a quedarme solo en la oficina. Los problemas laborales son los que más alientan a mi cerebro a buscar vías de escapa, de relax. Son el momento propicio para, aprovechando la intimidad de mi despacho, acceder a los chats. Además, con la sensación de que no estás haciendo nada malo, solo hablar, y que lo puedes compatibilizar con tu trabajo. Nuevo error. Por lo tanto, he de intentar ajustarme a mi horario, y no rehuir a mis compañeros.

    Estoy intentando buscar más acciones que incluir en este nivel, pero ahora mismo no se me ocurren. Estas son las fundamentales. Principalmente, mi gran riesgo es la soledad. Los momentos en los que estoy solo, que me siento "libre", aburrido, no vigilado, y mi mente empieza a andar el camino del PMO y de la autosatisfacción. He intentado llenar esos momentos de actividades sanas: deporte, cine, literatura, hobbies... y funciona, pero no siempre. El problema de esta adicción, como de cualquiera, es que no puedes estar bien el 99 % del tiempo. Tiene que ser el 100%. Pero ya no voy a macharme con esto. Voy a asumir que soy un adicto, un enfermo, y que no me puedo culpar de estas recaídas. La tentación siempre va a estar ahí, y es posible que alguna vez gane ella. Y no por eso soy peor, ni soy un fracasado. No. Soy una persona que intenta curarse, y como en cualquier enfermedad, eso no sucede de un día para otro. Pero si sigo los consejos del médico, me curaré. No me cabe duda.

    Un abrazo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  4. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Nivel exterior:

    Para completar este mapa de actividades, en el nivel exterior he de colocar aquellas acciones que me alejan de la adicción. Las que al realizarlas me sanan, me ponen en el sentido contrario al PMO. La mayoría son lógicas, y cuando estás sereno resulta obvio que hay que dedicarles tiempo, que nos van a hacer más felices. La realidad del adicto al sexo es que cuando calcula el tiempo perdido en el nivel interior se asusta. Con la mitad de ese tiempo, ¿qué hubiera sido capaz de hacer o de aprender? Hay una realidad, y es que si quieres destacar en algo has de dedicarle tiempo. Por tanto, cuando a lo que le dedicamos tiempo es a chats eróticos o ver pornografía, nos acabamos haciendo buenos en eso. Entrenemos nuestra adicción. Da que pensar.

    En este nivel, voy a colocar algunas de las cosas que me satisfacen y que debería hacer más, y otras a las que no les dedico el suficiente tiempo pero que me gustaría incrementarlo:

    1. Practicar sexo con mi mujer.
    2. Masturbarme, de forma sana y esporádica. Cuando me apetezca, sin fantasías relacionadas con el nivel interior.
    3. Salir a correr y hacer deporte en general: algo que ya hago, pero que siempre se puede hacer con más intensidad.
    4. Leer, igual que con el deporte.
    5. Ver cine y series, más todavía.
    6. Escribir: una de mis grandes aficiones, y que es la gran perjudicada de mi adicción.
    7. Formarme para mi trabajo.
    8. Trabajar con más ahínco, sin procastinar ni estar pensando ni dejando que mi mente vuele al nivel interior.
    9. Escuchar más música.
    10. Aunque llevo una vida donde Dios está muy presente, me gustaría aumentar esta presencia, a través de la oración y de la lectura.
    11. Y posiblemente el más importante: estar con mi familia.

    Seguro que hay más, pero estos son los faros a los que tengo que seguir.

    Creo que ya he definido los tres niveles que me había propuesto. Me gusta verlos por escrito, y además ha sido un camino de sanación, porque primero he enfrentado la parte más oscura, he ido avanzando hacia la luz.

    Seguiremos mañana con otra cosa.

    Un abrazo.
     
    DanielGuevara likes this.
  5. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Hoy estoy en mi día 15, una gran barrera psicológica.

    Hace 14 días tuve mi último contacto por chat. Quedé con una mujer y estuvimos hablando, mandándonos vídeos, fotos... No entro en más detalles. Ella quería más y quedamos en que al día siguiente nos volveríamos a ver. En cuanto corté la conexión cancelé mi cuenta de Skype, mi cuenta de otra app que uso para contactos, y me puse a investigar por Google. Necesitaba leer algo que me ayudara. Después de seis meses desde que decidí que descubrí el NoFap, desde que empezó mi lucha, mis avances a este respecto habían sido nulos. Largos periodos de abstinencia, y pocas recaídas. No parece un mal balance, pero esas recaídas habían sido de tal intensidad que en realidad estaba peor que cuando empecé. Las cosas que estaba haciendo habían ido degenerando. PMO es una escalada.

    Empecé a buscar literatura sobre adicciones. Libros de psicología sobre todo. Existe mucha bibliografía gratuita y accesible por internet para temas de alcoholismo y de drogadicción, incluso de adicción a redes sociales e internet. Pero me costó más encontrar cosas específicas sobre la adicción a S o a P. Pero algo encontré.

    Lo he dicho algunas veces, pero soy un tipo que se comunica muy bien con los libros. Quiero decir, que si me propongo establecer un hábito, aprender algo o motivarme, leer me ayuda más que ninguna otra cosa. Es algo que os recomiendo. Estos 14 días anteriores he estado leyendo, escribiendo, rezando, meditando y reflexionando mucho sobre mi vida. He encontrado una paz mental como hacía años que no conocía. Pero esta mañana pensaba que mi vida está girando exclusivamente en la lucha contra PMO. Leo mi libro de SA en cuanto tengo un hueco, leo vuestro comentarios de este foro, escribo aquí, repaso mi mapa mental buscando errores y malos hábitos que poder reconducir, doy gracias a Dios por mantenerme sobrio otro día... Y en realidad me da miedo dejar de pensar en esta lucha, por si hacerlo me relaja, y me hace olvidarme. Me da miedo emprender nuevos retos, leer otros libros, una novela, por ejemplo. Tengo miedo de bajar la guardia y que eso me lleve a un exceso de confianza y recaer. Y tengo miedo porque ya me ha pasado antes.

    Pero en el fondo, estoy deseando utilizar ese nuevo tiempo que he creado para ponerme a realizar nuevas tareas. En mi diario escribí hace poco sobre los tres niveles de las acciones que llevo a cabo. Hay un nivel interior donde están las acciones que me he propuesto no hacer, las que supondrían una recaída (PMO, P, app, chats, MO con determinadas fantasías); un nivel medio donde hay otras que, si bien no son un problema por sí mismas y no implican recaída, sí son peligrosas porque a veces sirven de tobogán para el nivel interior (MO con fantasías "normales", beber alcohol, estar solo, RRSS, trabajar en exceso...); y por último, está el nivel exterior, donde están las actividades que hacen de mí mejor persona, y que cuando las realizo me alejan del nivel interior (deporte, lectura, escribir, trabajar con propósito, música, cine...). He de vivir en este tercer nivel.

    Bueno, con el tiempo quiero ir espaciando mis intervenciones en este foro. Os reconozco que lo refresco cada media hora para leeros conforme escribís. Que me paso mucha parte del día pensando en que me apetece contaros en el post que escribo cada día. Creo que tengo que soltar un poco la cuerda y destensarla. Permitirme a mí mismo relajarme.

    En fin, creo que como reflexión para un día tan especial no está mal. Hasta la voy a copiar en mi diario.

    Muchas gracias a todos, y ánimo, amigos.

    Un saludo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  6. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    32 días.

    A lo mejor voy a ser algo explícito, así que si eres muy sensible, lo mejor es DEJAR DE LEER. En esta entrada, voy a desahogarme un poco, y no voy a omitir algunos detalles que pueden afectar a alguien muy excitable. Lo siento.

    En términos de rachas, estoy en la más larga desde hace dos años. En realidad, lo de los 32 días es lo de menos. Más importante es cómo me siento, y la nueva realidad que estoy viviendo. Por primera vez en mi vida como adicto católico, siento que Dios a tomado el control. Le pedí que así fuera. Soy católico, no lo he ocultado nunca, y para mí puede ser más sencillo abandonarme a la idea de un Ser superior, pero creo que Dios puede ayudar a cualquiera que desee superar la adicción al sexo. Yo siempre me he apoyado en él, pero nunca había renunciado a hacer mi voluntad. En esta ocasión, sí lo he hecho, y dejo que él decida por mí. Mi gran contribución está siendo la dejarle hacer, la de no interferir. Mientras consiga seguir haciéndolo, sé que todo estará bien.

    Ayer di otro paso en mi primero paso (el primer paso, según Sexólicos Anónimos, consiste en aceptarte como adicto, abandonar la lucha, y ser consciente de que no vas a poder sanar por ti mismo, sino que necesitas ayuda, resumiéndolo muchísimo). Una parte de este paso es hacer un balance de lo que definen como actuación, un balance de saber en qué consiste tu adicción. La mía está muy relacionada con el BDSM, y la búsqueda de estas experiencias, de forma virtual, a través de chats y apps de contactos.

    ATENCIÓN, EL SIGUIENTE PÁRRAFO CONTIENE CONTENIDO EXPLÍCITO.

    El caso es que salí a correr un rato por la zona en la que veraneo, y pasé por un lugar que siempre ha despertado en mí una excitación sexual muy potente. Se trata de una pinada que está relativamente cerca de una playa, pero que es muy frondosa, íntima, y poco transitada. Hay un camino que la cruza por el que paso a veces corriendo, pero si me saliera de ese camino, me adentraría en un bosquecillo que ofrece cierta intimidad. Podría decirse que es un lugar ideal para escarceos sexuales. Siempre me ha llamado mucho la atención ese sitio. El año pasado, una contacto de una app, una chica que me daba órdenes, quería verme desnudo en un sitio público, y me fui a ese sitio con la excusa de salir a correr un rato. No lo había hecho nunca, y no lo he repetido. Llegué allí, me bajé los pantalones, me hice unas fotos, y se las mandé. Pero no solo a ella. En esa misma app, estaba en un grupo de personas las que también les gusta el bdsm, les comenté lo que había hecho y me pidieron que les enviara las fotos, cosa que hice con gran excitación.

    FIN DEL CONTENIDO EXPLÍCITO.

    Ayer pasé por este bosquecillo, y recordé todo esto. Al reflexionar sobre ello, me di cuenta que hay una razón muy poderosa detrás de esta afición a la dominación, y es que me gusta la exhibición. Me excita ser expuesto, exhibido. Quizá es lo que más me gusta. Puede que esta actitud venga de la infancia. Tengo algún vago recuerdo de unas primeras excitaciones que ocurrían así, en situaciones en las que estaba desnudo y alguien me veía. Es posible que esta necesidad de exhibición sea el motor que me lleva a las actuaciones. "La humillación de la desnudez". Mientras escribo esto, recuerdo exactamente haber leído esta frase en un pie de foto de un reportaje periodístico de una revista que hablaba del golpe de estado de Pinochet en Chile. En la foto, un grupo de personas permanecían desnudas, con las manos en la cabeza, apuntados por las armas de los militares. Eran prisioneros (no recuerdo si estaban en el Estadio Nacional o en otro sitio). Yo tendría unos catorce años, y aunque sabía que esa foto me debía hacer sentir repulsión, en el fondo me excitaba. Es muy duro reconocérmelo, pero he de hacerlo. Ahora, al recordar esto, se me vienen otras imágenes parecidas, relacionadas con abusos carcelarios (algunas de la última guerra de Iraq), que también me han provocado esta doble sensación. No he usado estas imágenes en mis fantasías, y ni me he masturbado con ellas, pero he de reconocer que me transmitían cierta energía sexual. Y esto tiene todo el sentido, porque está relacionado con mi actuación, con las experiencias que busco a través de estos chats.

    Bueno, como reflexión para un día 32 no está mal. Creo que acabo de sacar a la luz algo que llevaba dentro. Espero que sirva a mi camino de sanación.

    Un abrazo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  7. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Exacto. Cada uno tiene que evaluarse. En mi opinión, decir "voy a dejarlo todo" sin más, no tiene sentido. Debe hacerse un proceso de autoconocimiento, y establecer qué se persigue. Ese objetivo puede cambiar con el tiempo. Evitar PMO es una herramienta para lograr un bien mayor. Definamos este bien. Examinemos luego nuestra conducta, para saber por qué estamos repitiendo un patrón que nos consume, que nos hace tan desgraciados. Y así, cuando lleguen esos momentos tan duros (esos cinco segundos que se mencionan a veces por aquí) estaremos más capacitados para evitar la recaída, porque tenemos al enemigo más focalizado.

    He luchado contra PMO de manera abstracta durante mucho tiempo, sin éxito. Ahora sé contra qué lucho, contra qué parte de mí. Evitar PMO es solo una parte más de esta lucha. ¿Venceré? No sé, pero ahora tengo mejores armas para intentarlo.

    Un abrazo.
     
    Dank24 likes this.
  8. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Dos cosas sobre las que me apetece escribir, desde mi soledad:

    1. Mi relación con MO: En este proceso decidí permitirme hacer MO. Tras reflexionarlo durante mucho tiempo, identifiqué mi problema con PMO. Ya he escrito anteriormente sobre esto. Me di cuenta que no tenía un problema con MO, sino con otros comportamientos relacionados (P, chats...). Tras 32 días he de decir que no estoy haciendo MO prácticamente. Una vez por semana, creo, porque tampoco llevo la cuenta, y no de forma premeditada ni agenda. Lo hago, cuando lo hago, porque me apetece, y siempre dentro de los límites que yo mismo he marcado. MO asociado a los otros comportamientos era una constante (una, dos o tres veces al día). Cortando el vínculo, observo que sigo manteniendo una actitud activa en lo referente a S (no me encuentro inapetente, no lo rehuyo, digamos que mantengo mi líbido en un nivel normal), pero no necesito MO de forma compulsiva. De forma mecánica, lo estoy canalizando por otras vías más saludables. Sin mucho esfuerzo estos 32 días. No digo que sea lo correcto, ni pretendo que esto sirva para todo el mundo. Solo digo que después del proceso de introspección, de autoconocimiento, en el que estoy, he llegado a la conclusión de que MO era una herramienta de la que se servía una parte de mí para saciar otras necesidad. Esa parte de mí ahora está calladita, en una jaula bajo estricta vigilancia, así que MO ha recuperado un estado de normalidad.

    2. Me he animado hoy, y he llamado por teléfono a un contacto de Sexólicos Anónimos. Organizan reuniones telefónicas, y si no pasa nada, mañana participaré en la primera. Me ha costado mucho dar el paso, pero creo que es lo que corresponde, después de llevar un mes siguiendo su programa. Insisten mucho en la fraternidad entre adictos. En este foro ya la tengo, pero quiero seguir avanzando. Ya os contaré qué tal.

    No os puedo explicar lo esperanzado que estoy por primera vez en mucho tiempo. Después de siete meses en este foro (hoy justamente), es la primera vez que me encuentro contento de verdad. Es posible que sobrevenga la recaída en cualquier momento (esto no se supera, y yo mismo sé de la aleatoriedad de las rachas), pero ya que estoy bien, quería compartirlo con vosotros.

    Un abrazo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  9. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Día 33:

    Primera reunión con Sexólicos Anónimos. Es alucinante ver como los problemas relacionados con PMO son tan parecidos. La experiencia ha sido emocionante. Escuchar a personas con situaciones similares a la de uno, le hace sentirse menos solo. En este foro también obtengo eso, pero cuanto más ayuda, mejor.

    Brevedad hoy. Y ánimo.
     
    DanielGuevara and Dank24 like this.
  10. jackhausman

    jackhausman Fapstronaut

    Día 34.

    Hoy me siento muy cansado. He dormido poco, y estoy pasando un momento bastante estresante en el trabajo. No me acabo de centrar. Tengo muchas cosas que hacer, y algunas no están saliendo del todo bien. Me encuentro mal.

    Todo esto hace que me sienta muy tentado a recaer. No paro de pensarlo. Además, me pasa una cosa, que es que como estoy bastante seguro de que hoy no voy a recaer, me siento fastidiado. La sensación que tengo es que asumo mi adicción, cedo mi voluntad a Dios, y pese a eso, es una faena no poder pegarme una vueltecita por PMO y divertirme un rato. Qué horror. Pero así ha de ser, y además, tengo que desterrar a lo largo de hoy esta sensación, porque es terriblemente peligroso. Ese tipo de pensamientos son semillas, como Origen. Algo que de momento no provoca un efecto, pero que va creciendo dentro de ti hasta que acaba arraigando. Ahora leeré un poco en mi libro de SA para desterrar la sensación, quizá algún testimonio.

    MO: no sé cuándo fue la última vez que hice, pero estoy contento al haber mantenido el propósito que me hice, de no utilizar MO como relajante ni como arma para luchar contra el resto de mis problemas de adicción.

    Me acabo de tomar un café; tengo sueño; me duelen las piernas; hace calor; no sé cómo se planteará el día (puede que bien, puede que mal). Solo quiero irme de vacaciones y dormir; correr y estar con mi mujer; viajar y tomar el Sol; rezar y meditar.

    Vamos p'allá.
     
    frakethalse, DanielGuevara and Dank24 like this.
  11. DanielGuevara

    DanielGuevara Fapstronaut

    Hermano @jackhausman muy interesante todo lo que escribes en tu Diario! gracias por compartirlo! Me siento muy identificado contigo! Quizás tenemos distintos gustos relacionados con el BDSM, a ti te gusta más la humillación de tipo exhibicionista y a mí la humillación verbal. La verdad es que me meti hoy en el foro para bajar la ansiedad de un urge que tenía hace un momento y para saber como estabas, me entere de que lamentablemente recaiste, creo que a pesar de la situación te noto tranquilo y en paz que es importante. Vamos que si se puede! Un Fuerte Abrazo!
     
    Dank24 likes this.

Share This Page